«López Obrador: una vileza sin límites»

Por: TERE TIJERINA.

243

 

Los derechos fundamentales, son las prerrogativas que las personas en México gozan, y que versan sobre la libertad, seguridad, igualdad y propiedad.

Los derechos fundamentales, están contenidos en el Título Primero, Capítulo I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, comprenden un total de 29 artículos de distinta índole, todos circunscritos a los derechos que como mexicanos tenemos dentro del territorio nacional y en las diferentes embajadas en el extranjero, que también forman parte de la propiedad nacional.

La protesta social es un elemento esencial para la existencia y consolidación de sociedades democráticas y se encuentra protegida por derechos y libertades que el sistema interamericano garantiza tanto en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, como en la Convención Americana de Derechos Humanos.

En efecto, los derechos a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación garantizan y
protegen formas individuales y colectivas- de expresar públicamente opiniones,
disenso, demandar el cumplimiento de derechos sociales, culturales y ambientales.

La protesta, tiene un papel central en la defensa de la democracia y los derechos humanos.

Sin embargo, al presidente de México no le interesa, se ha dedicado desde el momento en que tomó posesión en el cargo de violentar nuestra Carta Magna, cabe señalar que él sí ha hecho uso de los derechos que cualquier mexicano podemos ejercer, aquí la historia:

Una madrugada llegó al Zócalo, a la plaza central de Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador y en el lugar ya se encontraban cientos de personas para denunciar un supuesto fraude electoral contra Obrador, entonces candidato al gobierno de Tabasco. Eso ocurrió un 9 de junio de 1995, y se le permitió que hiciera su manifestación.

Hasta ese momento, López Obrador era un líder político local, famoso por encabezar bloqueos a pozos de Petróleos Mexicanos (51 en total). Quienes conocemos su historia, sabemos que desde muy joven siempre fue un vándalo.

Andrés Manuel ha sido otro de los grandes chapulines de la historia política de este país; de 1976 a 1988 militó en el PRI. De 1989 a 2012 militó en el PRD. De 2014 a la fecha milita en MORENA.

Al perder las elecciones como candidato de La Coalición por el Bien de Todos que estaba conformada por el PRD, PT y Convergencia, en 2006 con una actitud patológica se proclama «presidente legítimo» de México, Rosario Ibarra le colocó una banda tricolor que el maestro de ceremonias llamó «banda presidencial» previo a este acto, se interpretó el himno nacional, que escucharon de pie López Obrador y sus doce miembros del «gabinete alterno». En la Plaza de la Constitución con sus manifestantes y esto ocurre el día 20 de noviembre de 2006, y sin problema se le permitió que hiciera todo un espectáculo circense.

López Obrador, que constituyó su «gabinete alterno» con personalidades de la izquierda, organizó una gira por el país para dar a conocer su programa y denunciar al gobierno de Calderón, y a cada lugar a donde fue convocó manifestaciones y se le permitieron.

Para seguir con la exigencia, el 16 de julio organizó una marcha que salió del Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México, donde pedía que se llevara a cabo el conteo en cada casilla del país. ¡Voto por voto, casilla por casilla!

¿Recuerdan está célebre frase?

Y nuevamente se le permitió que hiciera esa marcha.

Para el 30 de julio, mientras se llevaba a cabo otra manifestación, Andrés Manuel López Obrador informó que ante la negativa de realizar el conteo por parte del presidente electo Felipe Calderón y del IFE, (ahora INE) se debía realizar una asamblea permanente hasta que llegara la «legalidad electoral».
.
Por lo que entonces organizó un plantón que duró 48 días en avenida Reforma, y a los que se adueñaron del lugar se les pagaba 200 pesos diarios para que permanecieran de día y de noche, haciendo de ese lugar un muladar

¿De dónde salían los recursos para pagarles a cada persona que estaba apoyando el movimiento?

Seguramente eran “aportaciones» como él les llama y nuevamente se le permitió que realizará dicho plantón, haciendo quebrar y cerrar muchos comercios que estaban sobre esa avenida y no le importó.

Y así, podemos mencionar muchas marchas más a las que convocó el ahora presidente de México siempre ha sido el «Rey de las manifestaciones» y todas se le permitieron, sin violencia, censura, insultos, mucho menos que la policía en ese momento agrediera a los manifestantes, sin embargo ahora que es presidente no tolera, le enoja, no permite, le molesta, qué los ciudadanos nos podamos manifestar y podamos ejercer nuestros derechos, no importa si son feministas, si son padres de niños con cáncer que están muriendo, si son médicos y enfermeras, si son agricultores, si somos cualquier tipo de ciudadanos que queremos manifestar nuestra inconformidad. Y entonces viene la represión, la policía armada exactamente como ha pasado en muchos países con un régimen de Dictadura.

Esto no debe ni puede seguir ocurriendo en nuestro país, porque tenemos atrás de nosotros una historia que nos ha permitido gozar de nuestros derechos fundamentales y no va a venir un cualquiera a despojarnos de ellos.

Hacer política con lo que le duele al pueblo es una vileza.

teretijerina.yodigo@gmail.com

TERE TIJERINA: Abogada con especialidad en alta dirección, Perito en Grafoscopia, Grafometría, Dactiloscopia, Documentoscopia. Ex Directora de Inteligencia Civil CISEN Gobierno Federal México.

 

Los comentarios están cerrados.