Pregúntale a Tu Abogada «El Pacto Fiscal y su Aprobación»

Por: ALEJANDRA LUCIO.

57

 

El día de hoy hablaremos de un tema que últimamente he escuchado y el cual ha causado revuelo debido a su importancia, El Pacto Fiscal.

¿Qué es El Pacto Fiscal?

El Pacto Fiscal es el arreglo voluntario entre los estados libres y soberanos del país, en el que deciden constituirse en una federación y repartir las facultades tributarias para recaudar y para asignar el gasto, según Carlos Brown, economista y especialista en justicia fiscal, en el caso actual de México, sirve para tener una recolección eficiente de impuestos para que los estados y municipios se enfoquen en sus propios objetivos.

En los últimos meses hemos visto como un bloque de gobernadores (Alianza Federalista) han manifestado su inconformidad con el “Pacto Fiscal” que existe e, inclusive, amenazado con salirse del mismo. En principio veamos el panorama del federalismo fiscal en miras de la propuesta de Presupuesto de Egresos Federal para 2021.

Conforme al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, del Congreso de la Unión, del total del gasto federalizado, esto es, todo tipo de transferencias a las entidades federativas y gobiernos locales, se prevé una reducción de 5.5% menos ($108.521 millones). En este total, los estados de Campeche (-10.5%), Tabasco y Nayarit (-7.9%), Sonora (-7.6%), Morelos (-7.3%) y Guanajuato (-7.1%) serán los más afectados. Los menos afectados serían Tamaulipas (-2.1%) y Zacatecas (-2.8%).

No existe una política definida para decidir qué entidades serían las más afectadas, sino que es producto de las diferentes fórmulas de asignación previstas en la Ley de Coordinación Fiscal federal. Del total de transferencias el 49.3% corresponden a las Participaciones que son fondos que se entregan sin condición alguna. Estas Participaciones están en el Ramo 28 del Presupuesto de Egresos y su reducción será del 6.4% real. Las participaciones dependen de la cantidad de “impuestos federales asignables” que se recaude en un período determinado (destacando el IVA y el ISR). Y, en consecuencia, de la crisis, se prevé una menor recaudación de los mismos para 2021.

Otra fuente de importancia son las Aportaciones, que son fondos que se entregan con condiciones. Principalmente los ramos 33 (-1.1% menos tendrá) y el 25 (-1.8%) los cuales suman el 44.8% del total de transferencias. Estos fondos se utilizan para educación, salubridad, seguridad pública, infraestructura de los estados, ayuda social, principalmente. Sus fórmulas de asignación también están en la Ley de Coordinación Fiscal.

Quedando en menor medida los convenios de descentralización, que se utilizan para apoyar funciones de las secretarías federales en las entidades, con una reducción del 23.1%; y el Ramo 23, que son provisiones salariales y económicas, el cual dejó en 0 los fondos metropolitanos, regional y de subsidios para seguridad pública de los municipios. Estos fondos no existen en la Ley y se asignan en forma discrecional cada año por el Congreso de la Unión.

Es importante recalcar que el “Pacto Fiscal”, no existe en la Constitución de la República. La Constitución sólo establece reglas del reparto de las fuentes o materias a gravar (que son mayoría a la Federación). El “Pacto Fiscal” es un arreglo previsto en la Ley de Coordinación Fiscal, al cual cada año se adhieren en forma libre las entidades a cambio de recibir fondos, evitar doble tributación a las personas y no tener administración fiscal. Efectivamente están en su derecho cualquier Entidad Federativa de salirse, pero tendrán que hacer las sumas si les conviene y puedan tributar lo que la Federación les da; y, lo más importante, que habría doble tributación ya que la Federación seguiría cobrando sus impuestos federales.

¿Lo harán?

Con lo anterior quedo a su disposición en el siguiente correo para más preguntas o temas de su interés:

lucio.yopregunto@gmail.com

ALEJANDRA LUCIO: Abogada Titulada Egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro.

 

Los comentarios están cerrados.