SOBRE EL CAMINO «STASE y su líder…»

Por: BENJAMÍN BOJÓRQUEZ OLEA.

0 255

 

STASE y su líder…

Nuestro Estado de Sinaloa atraviesa momentos cruciales para la vida democrática sindical. Los nuevos líderes deben tener la capacidad para insertarse creativamente en la transformación de la realidad, para ello se requiere de la experiencia y el apoyo de las y los agremiados. Una de las habilidades clave del Secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado en Sinaloa, Gabriel Ballardo Valdez, es su exitoso e intuitiva influencia positivamente hablando sobre otros a través de un liderazgo reconocido, basado en competencias y de compromiso con el gremio del (STASE). Hemos encontrado un líder sindical con responsabilidad y criterio, por lo menos en temas de la solvencia de la seguridad social y defensa de los trabajadores sindicales, así como también de los empleados de confianza.

Si en algo se ha caracterizado Gabriel Ballardo Valdez al frente del STASE, es que se ha mantenido como un roble, firme, vigente y leal en ese colectivo gremial, además de un liderazgo permanente, lo que a mi criterio no es poca cosa mantener, y que es importante reconocer como también mencionar: el secreto de Gabriel Ballardo Valdez consiste en su tenacidad, su terquedad, su vocación de servicio, su humildad, paso firme y la atención que brinda diariamente a su gente, a quienes siempre atiende personalmente, los escucha y resuelve problemas. Ante este contexto es justo destacar el liderazgo moral y sindical del líder del STASE en Sinaloa, ya que con sus tiros de precisión, con los pies en la tierra, ha concentrado y mantenido un poder solido, compartido y equilibrado, ha mantenido un sindicato unido, firme y tranquilo en torno al gobierno, donde clarifica su músculo y su capacidad de gestión; estando siempre en las conversaciones para dosificar acuerdos que permitan darle ese pilón hacia una sana convivencia gremial.

Pocos hablan de su buen trabajo sindical del antes citado al frente de la secretaría general del STASE en Sinaloa, pero cuenta con un equipo y familia sindical muy unida y disciplinada, que de acuerdo a las condiciones políticas que vive Sinaloa, por los altos índices de fragmentación y la poca credibilidad de los partidos políticos contaminados, así como de los gobiernos y todo lo que juegue con la mente de un pueblo tanto interno como externo en la vida pública. Será importante rescatar y valorar la fuerza real de este hinchado gremio sindical como uno de los más poderosos en Sinaloa. Por ello en las grandes ligas de la política gremial continúa aumentando el escepticismo en la búsqueda de un nuevo líder que de continuidad al trabajo que ha venido realizando Gabriel Ballardo en este periodo de 2018 – 2020.

Gabriel Ballardo Valdez maneja un cóctel de ideas direccionadas, en la cual, construye desde su máxima trinchera sindical un proyecto defensor gremial dotado, que con inteligencia ha superado muchas batallas y resistencias en defensa y lucha de los trabajadores del STASE, donde su bajo perfil ha sido importante en la suma y, sobre todo, mantenerse vigente en esta jungla política. Ser líder implica ser reconocido y respetado por la mayoría del gremio sindical al que representa, además de organizaciones o sectores tanto públicos o privados. Gabriel Ballardo Valdez dirige, conduce, encamina, promueve y orienta, a quien se lo pida como buen líder que es.

GOTA Y CHISPA:

Gabriel Ballardo Valdez es un buen líder sindical, pero también reconocido a través de su origen, su historia, sus hechos y sus logros, y la forma en que todo ello se integra y se proyecta a su entorno desde su figura. Obviamente, estamos hablando de su marca personal. No compra una propuesta de cambio, sino a la persona que ha de ser el agente de ese cambio. Las ideas del líder del STASE en Sinaloa, los proyectos, los modelos son intangibles, o en todo caso, se hacen tangibles (legibles) en papel o pantalla. Por ello el éxito de Gabriel Ballardo ha sido prometer solo lo posible, no vender sueños que son inalcanzables. Los pies humildes y sobre la tierra, una cabeza que ha procurado abrirse a los tiempos y sin ningún tipo de mareo alguno. Ahí radica el éxito del líder del STASE.

“Nos vemos Mañana”…

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.