Subrayando | «¿Qué quiere decir?»

Por: YOLANDA SENTÍES ECHEVERRÍA

56

 

Hay muchos términos nuevos, es decir usados sobre todo en las últimas décadas que no toda la gente entiende, pero que se presentan cotidianamente en las noticias, en documentos oficiales, en encuestas, incluso, en las pláticas como si todo mundo supiera su significado.

Ya no se diga iniciales en mayúscula de organismos públicos y privados, que si no es porque entre paréntesis se describe lo que cada letra quiere decir no se sabría ni de que se está hablando.

Pero ese “pequeño detalle” le quita fuerza a lo que se quiere decir, a los avances, a los retrocesos, a las motivaciones para justificar el derecho a causas sociales entre otras cosas.

Por ejemplo, cuando se habla de “brecha de género”, seguro que algunas personas, lo van a entender y atender, pero la mayoría no están acostumbradas a saber a que se refiere. Entonces si se quiere quejarse del atraso en que estamos o exaltar los avances que se logran, hay que explicar bien de que se trata la brecha de género.

Este ejemplo viene al caso porque el Informe sobre Brecha de Genero 2020 presentado recientemente en el Foro Económico Mundial coloca nuestro país como uno de los mas atrasados, y lo que es peor va bajando en los lugares hasta igualarse con los países en los que la brecha de genero está muy mal.

¿Y que quiere decir eso?

“Brecha de género” es la diferencia entre mujeres y hombres que se refleja en los logros o actitudes sociales, políticas, intelectuales, culturales o económicas. A nivel mundial se miden 4 áreas clave: salud, educación, economía y política.

La brecha en economía es la diferencia entre hombres y mujeres en lo que respecta a los salarios, al número de líderes y la participación en el ligar de trabajo. En esa área estamos muy atrasados.

Fue el empoderamiento político en donde México se ubicó mejor. Sobre todo, por la exigencia en el cumplimiento de las “cuotas” a los partidos políticos para registrar el 50% de candidatas mujeres, y así igualar el número de representantes populares mujeres y hombres. (aunque esto de las cuotas es parte del proceso de reconocimiento pleno, todavía en este momento es necesario para que la mujer participe en lugares de liderazgo)

No es cuestión menor, comprender no solo la terminología, sino atender los índices mundiales y mejorar año con año el lugar que ocupa nuestro país, pues al menospreciar lo que significa avanzar en el reconocimiento al valor de la participación de la mujer en el desarrollo de las instituciones, y de la vida diaria, se esta mostrando retroceso, que a nadie beneficia, ni a nivel local, nacional y mundial.

 

Los comentarios están cerrados.